Mensaje de error

Deprecated function: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead en Pagination->getPager() (línea 183 de /homepages/27/d410434577/htdocs/nueva.aytoselaya.org/sites/all/modules/pagination/includes/Pagination.inc).

Palacio de Donadío

Palacio de Donadío

Denominación: El Palacio de Donadío o La Casa de la Colina.

Cronología: Finales del siglo XVI, comienzos del siglo XVII.

Localización: Plaza de la Colina, 4. Selaya.

Tipología: Monumento característico del estilo de los Palacios Madrileños en Cantabria al comienzo del siglo XVII.

Descripción: Posee planta cuadrada, con dos pisos, el bajo y el principal. Dispone de una potente torre defensiva de origen medieval, embutida en el medio de la edificación, sobre la cual se reparte su cubierta a cuatro aguas. La torre, de planta cuadrada y cubierta también a cuatro vertientes, posee cubos angulares rematados con grandes pirámides en lo alto.
Su portada, con un arco de medio punto sostenido por dos columnas de estilo toscano, se entrelaza con uno de los cinco balcones que posee su fachada, y se ve rematado en un frontón curvo cortado y un escudo con las armas de la casa de Arce entre dos leones.
El resto de la fachada es muy simple, destacando el ligero retranqueo de los laterales con respecto al eje. Al centro destaca una línea de imposta refajada y, en el alto, la cornisa. En la parte superior de la fachada, en los esquinales de sillería, sobresalen más piezas armeras.

Al palacio lo rodea un muro en el que destacan rollos heráldicos y una magnífica portalada con arco de medio punto entre pilastras, con pináculos, bolas y escudo yelmado, sobre cartela de rollos, que alude a las armas de los Arce.

Datos históricos: En relación a la torre medieval, según el Apeo del Infante Don Fernando, se hace mención a una casa-fortaleza mandada edificar en Selaya por el señor de Manrique Lara. Pudiera ser que fuese la torre del Palacio de Donadío, ya que no han aparecido restos de otras construcciones defensivas medievales de mayor relevancia.

A mediados del siglo XVIII el propietario del palacio era don Ínigo de Velandía de Arce y Arellano, Marqués de Tejada, conde de San Llorente. Gran Prior de San Juan, General y Gobernador de Milán, Virrey y Capitán General de Navarra. En el Catastro del Marqués de la Ensenada declara tener “Una casa con su torre, que tiene con su alto y bajo y un corral, tiene de alto 30 pies, de hueco 51 pies, de ancho 42, confronta por un lado y por otro con calles reales, y pegante a ella, está otra arruinada, inhabitable, propia de dicho marqués”. De esta misma casa era el Obispo de Salamanca don Diego de Arce, Inquisidor General y Consejero de Estado.

Ya en el siglo XIX, hacia 1834, el edificio fue comprado por don Ángel Ezequiel Fernández de Liencres, Marqués de Donadío y Vizconde de Miranda, de donde recibe su actual denominación. El Marqués de Donadío era natural de Selaya, y el título le fue concedido por la Reina Isabel II. Fue desterrado por Fernando VII a Ceuta, por lo que, a la muerte de éste monarca, su exilio en Ceuta se sustituyó por Selaya. El edificio pasó después por venta a la familia Venero, y mediante herencia a sus actuales dueños.

Estado de Conservación: Ha sufrido restauraciones y añadidos. En el siglo XIX el Marqués de Donadío acopló almenas a la torre.

El Consejero de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria, por Resolución de fecha 28 de octubre de 2004, declaró Bien de Interés Local, con la categoría de inmueble, el Palacio de la Colina o de Donadío (publicada en el BOC nº 217, de 10-11-2004)