Mensaje de error

Deprecated function: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead en Pagination->getPager() (línea 183 de /homepages/27/d410434577/htdocs/nueva.aytoselaya.org/sites/all/modules/pagination/includes/Pagination.inc).

Otras obras a tener en cuenta

La Ermita de San Bartolomé es una construcción popular del siglo XVII, que si no fuera por la espadaña que se erige sobre la puerta de ingreso, no se diferenciaría de las cabañas que comparten su entorno. Resulta bastante apreciable la imagen existente del Santo Apóstol a quien se encuentra dedicada. El edificio se halla muy próximo al Pico Giniro, y en él se celebra una ancestral romería, que aunque se ha llegado incluso a perder, parece ser que aún hay devotos que se niegan a romper con la tradición.

La Ermita de San Esteban está ubicada en el Barrio de San Esteban. Carece de interés estructural, pero conserva una bella talla de su patrono, aunque excesivamente repintada.También cabe destacar la aparición de una necrópolis medieval con el nombre de San Esteban, por lo que posiblemente se encuentre cerca de la ermita. En ella apareció una bolsa con restos craneales y postcraneales.

La Ermita de San Roque en la plaza de La Colina, pertenecía al Palacio de Donadío. Tiene unas características arquitectónicas muy parecidas a la Ermita de San Bartolomé. Consta de una sola nave con arco de medio punto que se apoya en los contrafuertes exteriores y de una pequeña espadaña adornada con pináculos. Su retablo es de mampostería y sobre él se cuelga una cruz de madera y la imagen de San Roque. En su fachada principal posee una puerta de entrada sobre la que se sitúa un dintel, que la separa de un vano con arco de medio punto simulando una continuación de la propia puerta. A cada lado de la misma hay dos grandes vanos. Encima del arco se puede leer una inscripción incompleta que dice SE REEDIFICÓ ESTA HERMITA / Á ESPENSAS Y POR PROMESA / DEL Sr. MARQUÉS DE DONADÍO / Y VIZCONDE DE MIRANDA / POR HABERSE LIBRADO ESTE [...] / Y SU FAMILIA DEL C[...], posiblemente fuera del cólera.

La Ermita de Pisueña: Está dedicada a Nuestra Señora de las Nieves, y fue edificada en 1850, siguiendo una connivencia entre el modelo tradicional barroco y el patrón popular pasiego, con el mismo tejado de lastras que las cabañas del entorno. La talla de su virgen data del siglo XVIII, y se puede observar en ella una triste mutilación llevada a cabo para poder ser vestida. También cuenta con un retablo que, aunque muy elemental, destaca por la belleza que desprende su sencillez.

Casona del General Barca: Propiedad de Juan Ignacio Sainz de la Maza Sainz, ubicada en la calle Campera, 18. Se trata de una casa totalmente reformada y pintada de amarillo. Destacan su cuidado jardín repleto de distintas especies de árboles. En uno de los esquinales del muro que acota la propiedad se alza un cubo, a escasos metros del rollo heráldico con humilladero de la calle Soledad, representando el mismo escudo que éste, timbrado por yelmo con adornos geométricos y dos sirenas en la parte inferior. Goza de mejor conservación que su vecino y está también cuartelado en cruz.

Casona de Losada: Esta casa situada en la calle La Fraternidad número 2, es propiedad de Rafael Losada Azpiazu. Se trata de una enorme edificación de planta rectangular y techumbre compleja por sus numerosas cubiertas. Está realizada en mampostería que, en algunas de sus fachadas, ha sido revocada y pintada de blanco. Sus esquinales y alguno de sus vanos están armados a base de sillares. En su parte trasera se observa un vistoso balcón de madera con tejadillo y un escudo de clara talla, timbrando con yelmo las armas de Miera escuadradas en una cartela de rollos. En un campo partido, el primer cuartel representa un árbol terrazado, el segundo una escalera apoyada en una torre con dos llaves cruzadas en el homenaje. La rodea una bordura general cargada de ocho veneras. Lo curioso de este blasón es que se plasme primero el motivo del árbol que el de la torre, generalmente es a la inversa. En la fachada opuesta de la casa, en una de las ventanas superiores de la derecha, se observa otro escudo de talla mucho más antigua, en el que no se aprecian ya las armas que se representan, tan sólo se vislumbran cuatro ángeles rodeándole, y dos figuras sedentes en los extremos del dintel en el que se hallan tallados, y el cual está sujeto por dos pilares acanalados. La casa fue reedificada por los señores de Losada y Azpiazu.

La Piedad del Santuario de Valvanuz: realizada por Higinio Sainz Abascal en 1947. Estudió Bellas Artes en Sevilla. La obra estuvo un tiempo expuesta en un museo de Santillana del Mar, custodiado por monjas clarisas. Posteriormente, el autor quiso que se trasladara al Santuario de Selaya. Los personajes son de tamaño natural, quizá algo más, y destacan por su naturalidad, realismo y sus formas curvas que rompen gran parte de la verticalidad que representa la escultura.

Retrato de Ramón Jose de Arce y Rebollar: óleo de 3 por 1’50 metros. Algunos expertos atribuyen su autoría al maestro Goya, basándose tanto en las características de sus trazos, como en que el afamado pintor gozaba de la protección del Arzobispo retratado.