Mensaje de error

Deprecated function: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead en Pagination->getPager() (línea 183 de /homepages/27/d410434577/htdocs/nueva.aytoselaya.org/sites/all/modules/pagination/includes/Pagination.inc).

Alta Edad Media

Tras la victoria de don Pelayo, un noble visigodo que había vivido en Córdoba, sobre los musulmanes en Covadonga (722), y la formación del Reino de Asturias, éste casó a su hija con el hijo del duque Pedro de Cantabria, Alfonso I de Asturias (739-757), quien tomaría numerosos territorios desde Galicia hasta el Duero. La zona norte acogería por razones de seguridad a los refugiados cristianos, formándose de esta manera las diferentes comarcas cántabras. Es a partir de este momento cuando apenas aparece en la documentación el término de Cantabria, sustituido por el de Asturias, y a partir del siglo XIII por los de Asturias de Trasmiera para la zona oriental, y el de Asturias de Santa Juliana (Asturias de Santillana) para la zona central y occidental, término, este último, que permanecerá hasta el primer tercio del siglo XIX, y en el que se encuadra históricamente la comarca del Pisueña.

En la Comarca del Pisueña se documenta una explotación del territorio aún de tipo extensivo, mediante un tipo de vida pastoril y nómada, siempre combinado con la práctica de la recolección. Existen zonas que permanecerían despobladas durante algún tiempo más, debido a una climatología hostil, se trata de los valles del Nansa y Saja, y de la zona alta de los valles del Pas-Pisueña, Miera y Asón, en donde unos siglos más tarde se establecería la población de tipo pasiego. Hacia el siglo IX encontramos las primeras evidencias de un asentamiento estable, así en el año 811 se documenta la fundación del Monasterio de San Vicente de Fístoles, junto al pueblo de Esles, del cual nos ha llegado una escritura del año 816 por la que el Conde Gundesindo y más tarde el obispo Quintila, tío de los fundadores del monasterio (Gudvigia y Sisnando), donan las villas, monasterios menores y propiedades de una serie de localidades.

Refiriéndonos más a la zona que nos ocupa, y relativo al Valle de Carriedo, del que formaba ya parte el municipio de Selaya, encontramos varias referencias documentales, entre las que destaca una cédula de fundación concedida en el año 968 para el monasterio de San Martín de Aguilar de Campoo, en la que se manifiesta que el conde Fernán González gozaba de posesiones en este territorio que se encontraba “entre los ríos Pas y Miera, denominado Karrieto”, algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que este personaje se crió en Bosquemado, Ampuero.